Poderes para triunfar en la industria musical

Industria y tecnología de la música / Conservatorio de Artes del Caribe / escuela de música

Foto por http://lockii3.webs.com

La tecnología y la industria musical están cambiando tan rápido que, si no agarras el tren, te vas a quedar a pie. Wilfre Carrasquillo, guitarrista, DJ y profesor en el Conservatorio de Artes del Caribe comparte algunas ideas de este tema para triunfar en tu carrera. Estaremos hablando sobre estas tendencias próximamente, en seminarios en nuestra escuela de música y en visitas a otras instituciones académicas. Estar al tanto puede ser la diferencia entre grandes frustraciones y obtener éxito real.

  • El músico debe dominar, además del instrumento, la teoría. Muchos podrían hacer mejor trabajo si leen y entienden la lógica interna de la música. Ser DJ envuelve trabajar con subdivisiones melódicas y rítmicas. Si conoce el tema, tomaría decisiones como músico, y no como alguien que depende de un software para entregar un sonido genérico. El DJ más preparado está en una posición de ventaja: pinta las piezas desde sus propias experiencias. Cuando tiene dos canciones corriendo al mismo tiempo y considera las subdivisiones rítmicas y compases, por ejemplo, el ‘mixeo’ suena con más poder.  Está haciendo una interpretación en vivo que nunca ha existido antes.  Ahí es que precisamente está el arte de ser un verdadero DJ.
  • El músico debe aprender a producir sus propios eventos. Para eso necesita dominar conceptos legales básicos y saber cómo organizar actividades. A la hora de firmar contratos, debe saber lo que tiene y lo que no tiene que estar escrito en el papel, para no firmar un documento fatulo, de esos en que se cae una luz en el escenario y él es el responsable. Conviene saber, además, derechos de autor para tener una remuneración justa de las obras y protegerlas.
  • Hay que saber pedir lo que se necesita para dar un buen show. El músico debe solicitar claramente en un contrato el equipo de sonido, por ejemplo, y los servicios necesarios. No debe perder de perspectiva lo que va a gastar para llegar al lugar, para que se lo rembolsen, y qué tipo de hospitalidad (refrigerios y alimentos) le van a dar. Eso por lo general no lo ve un artista común que, por enfocar exclusivamente en su instrumento, puede perder mucho tiempo y dinero.
  • Un músico contemporáneo debe conocer sobre redes sociales. Algunas como Facebook y Twitter, por ejemplo, pueden ayudar a producir eventos sin un intermediario. No se debe perder de perspectiva que con un smartphone se puede sacar fotos de los conciertos para hacer ‘posts’ promocionales, y fotografiar a los fans para que se ‘tagueen’ en la imagen, de modo que aumente el sentido de pertenencia de ellos en los shows. Tarde o temprano, los músicos tendrán que comenzar a crear un base de seguidores fieles en estas redes. Así contarán con un poder que no tenían antes, y más personas pedirán sus presentaciones.

Quiero entrar al CAC

 

 

publicado en by admin en Blog

Comentar